Robinho cuenta la 'movida' que tuvo para irse del Real Madrid

  • El ex jugador madridista ha reconocido que él quería irse al Chelsea...pero terminó en el City.
Robinho Robinho
Robinho
Rubén Gómez Rubén Gómez

Llegó como una de las grandes estrellas emergentes del fútbol mundial, sin embargo, el paso de Robinho por el Real Madrid no será recordado de forma especial por los libros históricos de este deporte.

El brasileño, que ha hablado para la revista ‘Four Four Two’, ha reconocido que él quiso marcharse al Chelsea y no al Manchester City cuando el club blanco y él mismo decidieron acabar con su relación, sin embargo, culpa al Madrid de no haberle dejado ir a Londres porque el Chelsea empezó a “vender camisetas con mi nombre”. Además, asegura que lamenta haber acabado “mal” con el equipo madridista por la forma en la que se gestionó su marcha.

Enfado del Madrid para no venderle al Chelsea

“Mi objetivo era irme al Chelsea. Scolari me dijo que marcaría la diferencia para él en el equipo. Pero el Real Madrid acabó mal con ellos. No les gustó que el Chelsea vendiera camisetas con mi nombre antes de que el acuerdo estuviese hecho. Estoy seguro de que fue lo que hizo fracasar las negociaciones, fue un asunto de orgullo para el Real Madrid. Además, el Chelsea jugaba Champions y el City no".

Acabó mal con el Real Madrid

"No me arrepiento de irme del Madrid. Pero lamento haber acabado mal con ellos cuando me fui. El Madrid fue el club que me abrió las puertas y me ofreció la oportunidad de conquistar Europa. Tal vez la forma en la que luché por irme borró los recuerdos de las cosas buenas que hice por el equipo. Ayudé a hacerles campeones y creo que jugué bien. Pero estaba decidido a irme y tengo un temperamento explosivo".

¿Por qué fue al Madrid y no al Barcelona?

"Puede parecer difícil, pero no lo fue. El Madrid fue el club que más interés mostró en mí. Ambos clubes son grandes y tienen fans alrededor del mundo, pero cuando el Madrid vino a por mí, vi que tenían un gran grupo de brasileños en la plantilla y el técnico era Vanderlei Luxemburgo. ¿Por qué me iba a ir al Barcelona?".

Capello le mandó al banquillo

"Tuve la oportunidad de jugar con todos mis entrenadores en el Madrid. Cuando Capello llegó, por alguna razón, tal vez por mi edad, me puso en el banquillo. No me pude quejar, él era el entrenador y era su decisión. Pero no estaba feliz con el rol de sustituto de segunda parte y jugando fuera de posición".

Relación especial con Beckham

"Siempre estaba con los brasileños. Era parte de nuestro grupo. De hecho, los españoles estaban celosos porque hablaba más portugués que español, así que pasaba más tiempo con nosotros. Es una persona muy humilde, el jugador que he conocido que más tenía los pies en la tierra. Es increíble".