Llull vuelve por sus fueros y el Madrid arranca fuerte

  • El base balear fue el mejor de los blancos en el triunfo ante el Iberostar Tenerife en el inicio de la Liga Endesa
Llull Llull
Llull celebra una canasta ante el Iberostar Tenerife

El Real Madrid arrancó la Liga Endesa ante el Iberostar Tenerife como lo dejó, con victoria. Los hombres de Pablo Laso no pudieron abrir la temporada liguera de mejor forma. Llull (12 puntos) volvió a ser el mejor, como el de antes de la lesión, Randolph (13) mostró su mejor versión como antaño y Ayón dominó el juego interior a su antojo (17 rebotes). Si en algún momento se vio peligrar el marcador, el pulmón Felipe Reyes y el desparpajo del joven argentino y recién llegado Deck resolvieron (88-73).

Después del triunfo en la Supercopa, llega el turno de volver a la competición doméstica. Los blancos no se distrajeron con celebraciones y empezaron la temporada mostrando su hambre de títulos. Con la salida de Doncic, Llull vuelve a ser líder y ante el Iberostar asumió la responsabilidad. El base balear rompió el partido al final del tercer cuarto con 7 puntos consecutivos para poner un 12.

Los pupilos de Laso no se dejaron llevar por la ovación de su público con los títulos de la Liga y la Supercopa y salieron con una marcha más que los de Txus Vidorreta. La mejor versión de Randolph, el esfuerzo titánico de Ayón en la pintura y la magistral dirección de juego de Llull permitieron a los blancos alcanzar una renta de 10 puntos (16-6, minuto 5), que el exmadridista Sebas Saiz, primero y Brussino después se encargaron de mantener hasta casi el descanso. Cuando Bassas firmó un parcial de 0-5 para cerrar el cuarto y colocar a los aurinegros a 5 (40-35).

En la reanudación, Llull, Causeur y Taylor se volvieron a poner el mono de trabajo y ampliaron la renta a 12 puntos pero Beiran e Iverson no habían dicho su última palabra para los de Vidorreta y se redujeron la renta a cenizas (58-55, minuto 28). Laso frenó la sangría y sus pupilos aprendieron la lección, sobre todo el de Mahón con 7 puntos consecutivos para cerrar el tercer periodo.

El inagotable Felipe Reyes y el desparpajo de Deck tomaron el testigo del ‘Increíble’ y cerraron un parcial de 20-4 desde el tiempo muerto del técnico vitoriano, que acabó certificando la victoria (78-59, minuto 34). El intercambio final de golpes con excelentes acciones en ambos aros acabó con la lesión de Tomasz Gielo en el Iberostar Tenerife. El polaco entró a canasta y por evitar pisar a Campazzo se abrió de piernas y cayó muy mal. Tenía mala pinta.

Ficha técnica

 REAL MADRID. 88 (23-17-25-23): Llull (12), Causeur (9), Taylor (8), Randolph (13) y Tavares (4). Rudy (5), Campazzo (9), Prepelic (-), Ayón (8), Carroll (4), Reyes (10) y Deck 6x).

IBEROSTAR TENERIFE. 73 (14-21-20-18): San Miguel (-), McFadden (7), Beirán (9), Abromaitis (5) y Saiz (10). Staiger (11), Iverson (5), Gielo (5), Niang (6), Brussino (7), Bassas (8) y Bonde Sturup (-).